Fotógrafo artes escénicas y teatro

© David García-Amaya, Teatro de la Abadía

Ser fotógrafo de teatro y cualquier actividad relacionada con la fotografía de las artes escénicas, requiere un profundo conocimiento de la iluminación teatral y el control de la cámara. Los niveles de luz a nivel de contraste, color e intensidad pueden ser muy variables, por lo que una buena base técnica será fundamental para conseguir un gran resultado.

Fotografía de artes escénicas y teatro

© David García-Amaya, Teatro de la Abadía

Es necesario también un conocimiento previo de la obra, sabiendo cuáles son los momentos de clímax, a nivel argumental, y también los tiempos críticos a nivel fotográfico. Hay que estar preparados para adaptar los parámetros de control de la cámara a las circunstancias, y saber reaccionar al instante.

Fotografía de obra teatral

© David García-Amaya, Teatro de la Abadía

Estas fotografías realizadas por David García-Amaya para el Teatro de la Abadía ilustran perfectamente los retos a los que se enfrenta un fotógrafo de artes escénicas. Bajo nivel de intensidad de luz, alto nivel de contraste, movimiento de los actores durante la representación y posibles variaciones de ambientes y atmósferas.

Trabajar con una velocidad de obturación rápida, un diafragma adecuado para conseguir una aceptable profundidad de campo, y un correcto balance de blancos en cámara, tienen que ser obligatorios en este caso.

fotografo-artes-escenicas-teatro

© David García-Amaya, Teatro de la Abadía

Todos estos requerimientos técnicos, hacen evidente que para un buen resultado ha de contratarse a un experimentado fotógrafo de artes escénicas, si quiere que el resultado sea adecuado. Un trabajo tan potente como el que hay detrás de una obra teatral, no puede ser arruinado por unas malas fotografías.

Categorías: Fotografía de eventos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *